Bienvenido/a,
en el mundo de
Swarovski Optik

Guaranteed Christmas Delivery for all orders placed by 3pm CET on 12/17/19


Los cernícalos nunca leyeron el guion


LOS CERNÍCALOS HAN SOBREVIVIDO AL LARGO INVIERNO, PERO HA MERMADO SUS FUERZAS. NO HAY TIEMPO PARA TOMARSE UN RESPIRO, PORQUE LA ÉPOCA DE CRÍA ESTÁ A PUNTO DE COMENZAR. LA BÚSQUEDA DE COMIDA PARA SUS CRÍAS, QUE ESTÁN EN PROCESO DE CRECIMIENTO, RESULTA ARDUA. ADEMÁS, LAS IMPREVISIBLES CONDICIONES CLIMATOLÓGICAS PONEN EN PELIGRO LA SUPERVIVENCIA DE LA NIDADA. EL RUMBO DE LA SUERTE DE LA FAMILIA CAMBIA UNA Y OTRA VEZ. LA LUCHA DIARIA DE LOS CERNÍCALOS POR SOBREVIVIR ES INCESANTE A LA PAR QUE FASCINANTE, Y A MENUDO OCURRE EN LOS LUGARES MÁS INESPERADOS, COMO EN EL CENTRO URBANO O, TAL VEZ, INCLUSO EN SU VECINDARIO.

 

El director naturalista Mario Kreuzer nos muestra que vale la pena dejar un momento lo que estemos haciendo para mirar hacia arriba y observar estas aves. Junto al ornitólogo Leander Khil, han observado de cerca a los cernícalos vulgares para un nuevo proyecto de película.

Optaron por dirigirse a Viena. Dos parejas reproductoras que viven en el fantástico entorno de la ciudad sobre el Danubio son los principales protagonistas del documental para televisión Turmfalken – Unsichtbare Nachbarn (“Los cernícalos, nuestros vecinos invisibles”).

Demostrando una enorme paciencia y un gran respeto por las aves, el pequeño equipo rodó el documental utilizando fundamentalmente equipos de digiscoping de SWAROVSKI OPTIK, lo que les permitió mantener la distancia necesaria para ofrecer una experiencia auténtica. El resultado es un documental que no solamente refleja la vida en toda su belleza y brutalidad, sino que también sorprende incluso a los expertos en aves gracias a sus fascinantes descubrimientos.

En esta entrevista Mario Kreuzer explica cómo se pueden rodar películas sobre la vida salvaje que supongan una cierta dificultad utilizando para ello el digiscoping y recuerda algunas situaciones en las que el comportamiento de los cernícalos se salió del guion de forma inesperada.

  

¿Cómo se le ocurrió la idea de rodar un documental sobre un ave tan “común” como el cernícalo vulgar?

MARIO KREUZER: Sabía que quería rodar un documental sobre un ave. Leander Khil y yo nos decidimos rápidamente por los cernícalos, porque descubrimos una cierta conexión con ellos.

 

¿Una conexión regional?

KREUZER: Más bien una conexión urbana. Para observar a estas aves no es necesario desplazarse hasta su lugar de origen en las montañas. Ahora, los cernícalos viven prácticamente en nuestras calles, pero no nos damos cuenta porque los ciudadanos simplemente no son conscientes de su existencia. Sin embargo, una vez que tengan la oportunidad de observar realmente a estos predadores, puede que su interés por ellos despierte súbitamente.

 

¿Cómo se puede contar la historia de los cernícalos?

KREUZER: Básicamente, seguimos a dos parejas reproductoras en Viena. Una de ellas anidó sobre un frontón, resguardándose detrás del escudo de armas de la monarquía imperial austro-húngara. La otra pareja anidó en una jardinera, donde estaban relativamente poco protegidos de las inclemencias climatológicas. Comparamos las dos nidadas, cómo eligieron la ubicación de los nidos, sus fracasos y sus éxitos. Grabamos asimismo a los cernícalos en algunos lugares espectaculares de Carinthia, como la región que rodea a Grossglockner, en el lago Wörthersee, en el paisaje montañoso de Seewinkel, así como en otros lugares de Austria.

 

Entonces, la temporada de cría de los cernícalos constituye el leitmotiv de la película.

KREUZER: Así es. Aunque al principio tuvimos nuestras dudas, puesto que pensamos que podría resultar demasiado aburrido. Pero fue justo lo contrario. Se convirtió en el tema principal porque muchos otros aspectos no se sucedieron de acuerdo a las asunciones científicas previstas. Por ejemplo, una de las parejas alimentaba a sus crías con una ardilla europea que solo se puede encontrar fuera de la ciudad. Nadie sabía que las aves volaban tan lejos para cazar.

 

¿Cuál fue el mayor reto cinematográfico con el que tuvo que lidiar al enfrentarse a este proyecto?

KREUZER: La mayor dificultad que encontramos al rodar esta película fue que el comportamiento de los cernícalos a menudo se salía totalmente del guion. En una de las escenas principales de la película queríamos mostrar cómo alimenta el macho a la hembra cuando incuba los huevos. Habitualmente lo hace cinco veces al día. Sin embargo, en el caso de una de las parejas reproductoras, el macho se pasó más de un día sin alimentar a la hembra. Nadie había previsto este tipo de situaciones. La hembra no dejaba de chillar a causa del hambre y los transeúntes no lograban averiguar de dónde provenía el sonido. Algunos incluso pensaron que era un niño pequeño pidiendo ayuda. Rodar esta escena requirió mucha paciencia. Pero son precisamente estos momentos los que hacen que el proceso de cría sea tan fascinante.

¿Cuánto tiempo tardó en rodar esta escena tan difícil?

KREUZER: A menudo esperábamos durante días por si pasaba algo que pudiéramos rodar. Una de las escenas principales es la “entrega del ratón”, en la que el macho vuela hacia el nido con un ratón y se lo entrega a la hembra, a modo de ofrenda nupcial. Mediante esta acción, el macho pretendía que tanto el nido como él mismo resultaran lo más atractivos posibles para la hembra, pero también quería demostrar que podía suministrarle comida, algo que por supuesto, no cumplió. Nos pasamos días rodando desde el edificio situado enfrente, simplemente esperando. Es muy poco probable que esta escena vuelva a producirse una segunda vez del mismo modo en el mismo lugar.

 

¿Contiene su documental escenas antes nunca vistas?

KREUZER: Sí, por supuesto. Pero nosotros no nos quedamos únicamente con el conjunto, sino que valoramos mucho las historias que lo componen. Esto explica por qué invertimos la mayor parte de nuestro tiempo (30 días de rodaje) con las dos parejas reproductoras en la ciudad. Y creo que hemos logrado acercar al público a estas aves. Las secuencias son muy directas y funcionan incluso sin la explicación del narrador.

 

¿Sufrieron ambas nidadas momentos dramáticos?

KREUZER: Sí, entre las dos nidadas había nueve huevos, de los cuales eclosionaron seis, pero solamente tres sobrevivieron. Es un hecho completamente normal en la naturaleza, pero es muy emocionante observar cómo ocurre todo, qué crías sobreviven y cuáles no, o qué huevos se echan a perder. No es necesario captar imágenes con drones ni nada parecido. Me interesan más las emociones.

 

¿Durante cuánto tiempo ha rodado películas acerca de la vida salvaje utilizando un equipo de digiscoping?

KREUZER: Lo llevo utilizando desde hace un tiempo. Hace años, cuando estaba trabajando en la producción de una serie de películas sobre la naturaleza, empecé a utilizar una cámara con un gran sensor y una gran lente, pero los resultados no me satisfacían del todo. El presentador del programa me recomendó utilizar el equipo de digiscoping fabricado por SWAROVSKI OPTIK. Es ligero y su manejo es simplemente maravilloso. Además, es resistente al agua y, a diferencia de casi cualquier otra lente, no hay que tratar al equipo de digiscoping como si fuera una delicada flor.

 

¿En qué situaciones funciona bien el equipo de digiscoping y en cuáles hay que recurrir a una lente tradicional?

KREUZER: Básicamente, con digiscoping se puede rodar cualquier escena desde el amanecer hasta el atardecer. No hay nada que se le parezca. Cuanto menor sea el rango de aumento de las lentes del telescopio, más caras son. Nunca he experimentado ningún problema, incluso en condiciones de visibilidad adversas, como cuando hay muchas nubes o durante el atardecer. En este contexto, el vídeo es más agradecido que la fotografía fija, porque la combinación de periodos de exposición cortos con sensores sensibles funciona mejor para producir imágenes luminosas incluso con un gran aumento. Nunca he tenido motivos para cambiar a un objetivo diferente.

¿Incluso con lluvia o mal tiempo?

KREUZER: Nunca he tenido problemas. Es ideal en caso de condiciones climatológicas adversas, porque el telescopio es resistente al agua. Solamente tengo que proteger la cámara. El diámetro del telescopio, que es relativamente pequeño, hace que sea muy poca la superficie que se ve afectada por el viento.

 

¿Es posible hacer también fotografías macro con el equipo de digiscoping?

KREUZER: Para nosotros, supuso una gran ventaja poder rodar vídeos macro desde mucha distancia. Gracias a ello, pudimos observar el comportamiento de las aves sin molestarlas y para mí eso fue crucial. La historia que contamos acerca de las dos parejas reproductoras es exactamente como ocurrió, independientemente de lo sorprendente y dura que parezca. Sin embargo, para mostrarla tuvimos que rodar escenas muy concretas y lo conseguimos gracias al equipo de digiscoping.

 

¿Adónde le llevarán sus próximas películas?

KREUZER: No siempre hay que viajar hasta lugares lejanos para encontrar temas interesantes. Creo que hay mucho por descubrir justo frente a nosotros. Para mí, el mejor elogio es lograr que el público sea testigo de algo que nunca antes haya visto.


El documental Turmfalken – Unsichtbare Nachbarn (“Los cernícalos de cerca”) de Mario Kreuzer y Leander Khil, se estrenó en alemán en invierno de 2017 en la cadena austríaca ORF, como parte de la emisión de programas científicos englobados bajo el título “Universum”. La película se emitirá durante los próximos meses tanto en la televisión internacional como en festivales de películas sobre vida salvaje.

Visite www.pkmfilm.com para obtener más información y consultar fechas.

Leander Khil (izquierda) y Mario Kreuzer (derecha) rodando su documental Turmfalken – Unsichtbare Nachbarn (“Los cernícalos, nuestros vecinos invisibles”) en Viena.

Leander Khil (izquierda) y Mario Kreuzer (derecha) rodando su documental Turmfalken – Unsichtbare Nachbarn (“Los cernícalos, nuestros vecinos invisibles”) en Viena.

Mario Kreuzer, nacido en Klagenfurt, lleva 25 años trabajando como director de películas sobre la naturaleza y el mundo del deporte. Ha producido reportajes sobre saltadores de esquí como Thomas Morgenstern y es fotógrafo para revistas sobre naturaleza como Wildes Land. Utiliza el STX 95 y el STX 65 de SWAROVSKI OPTIK para realizar su trabajo.

Leander Khil es ornitólogo, fotógrafo y avistador de aves. También es escritor, orador y miembro del Comité Avifaunísticode BirdLife Austria. Puede acceder a sus trabajos desde su página web,  www.leanderkhil.com .

El cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) es una de las especies de halcón más extendidas. Se estima que solamente la población europea asciende a un millón de ejemplares. Les gusta anidar en lugares altos. En las ciudades, optan por las torres de iglesias y los nidos abandonados en los árboles de otras especies de aves, mientras que en las montañas prefieren los salientes de los acantilados.

Volver arriba