Bienvenido/a,
en el mundo de
Swarovski Optik

We deliver as usual! Due to possible longer delivery times, we have extended the right of return to 30 days.


Montería


Al principio, reina un silencio engañoso. Como es sabido, hombre previsor vale por dos. La esperanza de que la rehala consiga que la presa venga hacia nosotros sol es comparable a la tensión que se experimenta. Sin embargo, debido a que el tiempo que transcurre entre el momento en el que se avista la presa y el disparo es muy pequeño, una montería requiere una gran dosis de pericia.



ENTRE LA ADRENALINA Y LA CONCENTRACIÓN 

Se oye un chasquido en el sotobosque. Son tantas las ideas que le pasan por la cabeza... Se detiene, respira hondo y, de repente, ve que la presa se aproxima. Ahora, cada fracción de segundo es fundamental para tomar la decisión correcta y disparar al objetivo.

 

No hay duda de que las monterías son uno de los mayores retos de la caza. Es una forma de caza que nunca deja de retar a los cazadores, incluso a los más experimentados. Es una combinación de adrenalina, concentración y habilidad. En las monterías, la seguridad es indispensable. Hay muchos cazadores, batidores y perros en el bosque. La disciplina es imprescindible; las instrucciones del líder de la montería se deben seguir al pie de la letra. Los cazadores deben estudiar a la perfección la posición que ocuparán, que dicho sea de paso, no suelen conocer de antemano, por lo que tienen que hacerse un esquema mental en pocos minutos. Por ejemplo, ¿dónde están situados los tiradores más cercanos? ¿En qué dirección se mueven los animales? ¿Dónde se avistará primero la presa? ¿Dónde se puede disparar a la presa? Aquí también entra en juego el visor. ¿Qué aumento es el adecuado para comenzar? Una buena preparación contribuye al éxito de la montería. Esto también conlleva seleccionar el arma y el visor adecuados, así como dominarlos con seguridad en el momento crucial. Ver un objetivo (extremadamente) rápido pone tenso hasta al más pintado. Es especialmente importante estar totalmente concentrado, ya que lo inesperado puede ocurrir en cualquier momento.


Cada animal tiene su propio patrón de comportamiento. Conocerlo y anticiparse en el momento adecuado es el mayor de los retos para los tiradores de una montería. Todos estos factores confluyen en un reducido espacio de tiempo, haciendo que las monterías sean una actividad tan especial y generando una dulce tensión adictiva.

Productos recomendados
Volver arriba